La vigilancia tecnológica supone captar información sobre ciencia y tecnología, seleccionarla, analizarla, difundirla y comunicarla al cliente, para que la convierta en conocimiento con el fin de tomar decisiones con menor riesgo y anticipándose a los cambios.

¿Para qué?

Las patentes siempre han sido una fuente de información de I+D de mucha valía, y llevando a cabo un seguimiento sobre una tecnología concreta, podemos conocer de primera mano tendencias de un mercado, movimientos de nuestra competencia y grado de novedad de nuestra propia tecnología, para poder tomar decisiones estratégicas en nuestra organización relativas a I+D o inversiones en tecnologías y patentes.

Un traje a medida

Lo más importante a la hora de diseñar una estrategia de vigilancia tecnológica es definir los parámetros de búsqueda para separar el ruido del resto de la información y extraer solamente aquellos resultados interesantes para el cliente. Es un trabajo a la medida de cada usuario.

Tipos

  • VT Fondos tecnológicos: Vigilancia sobre un fondo tecnológico determinado o familia de patentes.
  • VT titulares: Vigilancia de empresas que suelen ser de un sector de tecnología determinado.
  • VT Alertas: Vigilancia de patentes publicadas similares a la propia.

Frecuencias

Dependiendo del fondo tecnológico a vigilar, la frecuencia de los informes pueden ser mensuales, bimensuales, trimestrales o semestrales y el formato de cada informe es un entregable en PDF con la selección de patentes o publicaciones más relevantes.

Cobertura

Sesenta millones de familias de documentos:

  • Patentes y solicitudes de patentes de cerca de cien oficinas mundiales.
  • Modelos de utilidad de treinta y ocho países.
  • Seis oficinas regionales.

Solicitar Información

Por favor rellene los campos requeridos.
captcha
Recargar