La propiedad industrial constituye un elemento muy importante en la sociedad actual y en particular, en el seno de las empresas. El actual sistema de mercado, de innovación tecnológica y la internacionalización de las empresas  ha aumentado la necesidad de proteger sus activos intangibles, en particular lo referido a patentes, marcas, diseños, derechos de autor, know-how, etc.

 

Leer más...

Planteamiento del problema

Tradicionalmente, ha sido fácil para las empresas lograr la protección del nombre de sus productos y servicios a través de la marca.
Asimismo, el Diseño ha sido la fórmula idónea para blindar los derechos inherentes a la apariencia de la totalidad o de una parte de un producto.
Sin embargo, en el tiempo no ha sido tan fácil exclusivizar la imagen y apariencia del interior de un local de comercio.
Estamos pensando en el interior de puntos de venta en los que el consumidor detecta una originalidad suficiente como para relacionarlos con un origen empresarial o con una marca.
Ejemplos hay muchos,

Leer más...

De forma armonizada con las restantes legislaciones a nivel europeo, nuestra vigente Ley de Propiedad Intelectual (”LPI”)regula el agotamiento de los derechos de autor, delimitando las premisas en que el titular tras poner su obra en el comercio ya no puede impedir su uso lícito. Esta figura es objeto de un incipiente desarrollo jurisprudencial, bajo un inevitable casuismo que depende de las circunstancias. A la fecha algunas sentencias del Tribunal Supremo resuelven casos planteados por productores de fonogramas, pero aún no han resuelto los usos o descargas on line que ya trató el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (”TJUE”) a su Sentencia de 3 de julio de 2012 en el caso UsedSoft v. Oracle, Asunto C-128/11 (en adelante “Sentencia UsedSoft”).

Leer más...

  1. Los colores, ¡qué vamos a decir para los clubes de fútbol!, constituyen con frecuencia un elemento esencial de la identidad corporativa de las empresas, siendo un elemento que permite  a los consumidores reconocer sus productos y servicios. Así, por ejemplo, para muchos, el color lila, para el sector del chocolate, se vincula automáticamente con la marca MILKA, o los colores verde y amarillo con BP, para las gasolineras.
  2. Aunque actualmente la legislación de marcas, tanto nacional como comunitaria, no establece requisitos específicos para el registro de un color o combinación de colores como marca, en la práctica, la posibilidad de obtener el registro de este tipo de marcas es bastante dificultoso. ¿Hay razones para ello?
Leer más...

Archivo